1. Skip to navigation
  2. Skip to content
  3. Skip to secondary content



Hispanic Health News

Las tasas de mortalidad infantil y de adultos jóvenes se han invertido.

Las tasas de mortalidad infantil y de adultos jóvenes se han invertido.

Photo: adultos jóvenes

Click Here to Enlarge Photo

Un estudio halla que las mejoras globales entre los niños de 4 años o menos no coinciden con las del grupo de 15 a 24 años

Las tasas de mortalidad entre los adolescentes y adultos jóvenes de 15 a 24 años ahora son mayores que las de los niños de uno a cuatro años en muchos países, de acuerdo con un estudio reciente que muestra un cambio histórico en los patrones de mortalidad.

El equipo internacional de investigadores que analizó las causas y patrones de mortalidad entre los niños de cinco años en adelante en 50 países entre 1955 y 2004 también encontró que las tasas de mortalidad entre los varones jóvenes de 15 a 24 años son ahora dos o tres veces mayor que las de los niños de 1 a 4 años.

Las lesiones son la causa principal de muerte entre adolescentes y adultos jóvenes, apuntaron.

A continuación algunos hallazgos específicos:

  * En la década de los cincuenta, la tasa de mortalidad de los niños de uno a cuatro años era mucho más alta que la de otros grupos de edad. Desde entonces, la tasa de mortalidad de los niños de 1 a 9 años ha descendido entre 80 y 93 por ciento, en gran parte debido a reducciones en las muertes por infecciones y enfermedades.
  * Durante el mismo periodo de tiempo, el descenso en las tasas de mortalidad entre la población joven de 15 a 24 años fue de apenas la mitad que las de los niños pequeños, en su mayor parte debido al incremento en las muertes relacionadas con las lesiones, sobre todo en varones jóvenes. A principios de este siglo, las lesiones causaban entre el 70 y 75 por ciento de todas las muertes en varones jóvenes de 10 a 24 años en todos los países que participaron en el estudio.
  * Para 2004, la violencia y el suicidio eran responsables de entre un cuatro y un tercio de las mujeres en hombres jóvenes de 10 a 24 años.

Los hallazgos sugieren que no se ha hecho lo suficiente para abordar los problemas de salud y las causas de muerte entre la gente joven, apuntaron los investigadores.

El estudio aparece en línea el 28 de marzo en The Lancet.

“Los cambios profundos en la salud y en lo social que han acompañado el desarrollo económico y la urbanización son particularmente tóxicos para los jóvenes, tanto de ingresos altos como bajos”, escribió Michael Resnick, de la Universidad de Minnesota, en Miniápolis, en un comentario acompañante.

“Los avances en los descubrimiento médicos y en la prestación de servicios son respuestas incompletas a las amenazas para la salud que enfrentan los jóvenes, teniendo en cuenta el gran papel que desempeñan las condiciones socioeconómicas, el acceso a la educación y la oportunidad como determinantes de la trayectoria de la vida. Los adolescentes representan la segunda ventana crucial para la prevención y promoción de la salud. Abordar de manera efectiva los determinantes sociales de la salud en la segunda década de la vida puede interrumpir el proceso por el cual las desventajas se convierten en un destino adverso, incluida la mortalidad prematura”, agregó en un comunicado de prensa de la revista.


Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre los niños y el humo de segunda mano.