1. Skip to navigation
  2. Skip to content
  3. Skip to secondary content



You and Your Health

Control de la Diabetes Durante las Festividades

No deje que la diabetes le impida disfrutar de los viajes y las celebraciones en esta época del año. Con algo de planeación y poco trabajo, puede cuidar su salud cuando viaja y en las reuniones con familiares y amigos durante estas festividades.

Prepararse es clave para controlar la diabetes durante viajes y celebraciones de la temporada festiva. Tenga claro qué puede comer, cómo disfrutar de algunos platos tradicionales y continuar con su alimentación saludable y cómo empacar lo necesario para viajar.

Banquetes y Celebraciones

Para no interrumpir su plan de alimentación saludable, antes de salir, haga lo siguiente:

  * Coma un refrigerio saludable para evitar comer de más en la fiesta.

  * Pregunte qué alimentos se van a servir, para saber si son parte de su plan de comidas.

  * Lleve un refrigerio nutritivo o una comida preparada para usted y otras personas.


No tiene que renunciar a todos sus platos preferidos de las fiestas si opta por alimentos sanos y limita el tamaño de las porciones. Cuando esté en reuniones o fiestas, siga estos consejos para elegir alimentos sanos y evitar comer de más:

  * Si está en un buffet y es posible, sírvase la comida pero siéntese a comer en una sala alejada de los alimentos.

  * Sírvase porciones más pequeñas.

  * Tome bebidas de bajas calorías como agua con gas o bebidas dietéticas. Si toma bebidas alcohólicas, limítese a un trago por día si es mujer, dos si es hombre, y beba solo con las comidas. Limite los tamaños de las porciones de las bebidas tradicionales de las fiestas altas en grasa y calorías como ponches preparados con yema de huevos, crema o leche de coco.

  * Sea precavido con las comidas clásicas más “pesadas” como cerdo asado con grasa, tamales preparados con manteca, chocolate caliente, ensalada de papas y panecillos dulces y salados.

  * En su lugar, elija carnes magras y no coma la piel de pavos o pollos asados. Añada verduras a los acompañamientos clásicos, y no coma alimentos fritos.

  * Cuídese de la sal. Algunos platillos tradicionales son hechos con alimentos ya preparados de alto contenido en sodio. Elija verduras frescas o congeladas bajas en sodio.

  * Coma frutas en lugar de tartas, pasteles u otros postres de alto contenido en grasas, colesterol y azúcar.

  * Trate de concentrarse más en actividades familiares y comunitarias que en la comida. Salga a caminar después de las comidas o a bailar cuando esté en una fiesta.


Viajes Durante los Días Festivos

Ir a visitar amigos y familiares significa que habrá cambios en la rutina. No se olvide de controlar su diabetes cuando está de viaje. Hágase la prueba de la glucosa (azúcar) más a menudo, porque los cambios de horario pueden afectar los niveles.

Recuerde Llevar sus Medicamentos

  * Empaque el doble de los suministros que prevé usar, en caso de que haya demoras en el viaje.

  * Tenga a mano refrigerios, gel o tabletas de glucosa en caso de que baje su nivel de glucosa.

  * Asegúrese de tener siempre a mano la tarjeta del seguro médico y números para emergencias, como el nombre y teléfono del médico.

  * Lleve una identificación médica que diga que usted tiene diabetes.

  * Tenga en cuenta los cambios de las zonas horarias para saber cuándo debe tomar sus medicamentos.

  * Si toma insulina, asegúrese de tener también un kit de emergencia con el medicamento glucagón.

  * Mantenga la insulina a baja temperatura dentro de una bolsa aislante con paquetes de gel frío.


Viajes por Tierra y Por Aire

  * Antes de viajar, vacúnese contra la influenza a menos que su proveedor médico le haya dado otras indicaciones. Póngase la vacuna inyectable, no la de aerosol nasal.

  * Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón. Evite el contacto cercano con personas enfermas.

  * Disminuya su riesgo de coágulos sanguíneos caminando una vez por hora o cada dos horas.

  * Prepare una nevera portátil con alimentos difíciles de conseguir en la ruta (frutas, verduras crudas cortadas, yogur descremado o bajo en grasas).

  * Lleve algunas botellas de agua en vez de gaseosas o jugos con azúcar.

  * Lleve frutas secas, nueces y semillas como refrigerio. Como estos alimentos pueden tener muchas calorías, prepare con anticipación porciones pequeñas (¼ de taza).

  * Si va a viajar por avión y no desea pasar por el detector de metales con su bomba de insulina, dígale a un funcionario de seguridad que lleva una puesta y solicite una inspección visual y un cacheo de cuerpo entero.

  * Ponga todos los suministros para la diabetes en su equipaje de mano y mantenga los medicamentos y refrigerios en su asiento para fácil acceso (no los guarde en los compartimentos superiores).

  * Asegúrese de que todas las jeringas y los sistemas de aplicación de insulina (incluidas las ampollas) tengan la etiqueta farmacéutica preimpresa que los identifica como medicamentos. Manténgalos en el envase etiquetado original de la farmacia.

  * Si se sirven comidas durante su vuelo, solicite por anticipado alimentos para diabéticos, bajos en grasa o bajos en colesterol. Espere hasta justo antes de que le sirvan la comida para administrarse insulina.

  * Si la aerolínea no ofrece comidas, traiga sus alimentos nutritivos. No se olvide de empacar refrigerios para alimentarse en caso de demoras.

  * Cuando extraiga su dosis de insulina, no inyecte aire dentro de la botella (es muy probable que el aire dentro del avión esté presurizado).

  * Siga con su rutina de actividad física. Asegúrese de realizar actividad física moderada durante por lo menos 30 minutos, cinco días a la semana.