1. Skip to navigation
  2. Skip to content
  3. Skip to secondary content



Latino Daily News

Friday August 20, 2010

El Gramo de Locura de los Tous

Todo comenzó en la década de los 20 en Manresa (capital de la comarca del Bages, en la provincia de Barcelona), cuando Salvador Tous y Teresa Ponsa montaron un taller de relojería. Años después lo heredó su hijo Salvador, quien se casó con Rosa Oriol, de solo 18 años, hija de un zapatero.

Resultó la mancuerna perfecta tras un mostrador: ella es creativa, y él, negociante. Rosa, su hija mayor, los describe como “un tándem perfecto, porque unieron gestión por un lado y creatividad por el otro. Detrás de un gran diseñador siempre debe haber alguien que lo guíe”.

Rosa Oriol cuenta: “No estudié para ser creativa, me encontré con que tenía que ser creativa y me guiaba por las ventas. Miraba lo que más se vendía, porque no se trataba de crear por crear, o que luciera bien a la vista. Mi interés principal es que cuando hiciera algo lo compraran. Si no resultaba, pensaba que había que retocar esto o lo otro. Para mí los números se resumen así: si se vende está perfecto; si no, me preocupo”.  Su verdadero talento lo descubrió cuando empezó a remodelar joyas y los clientes quedaban muy contentos.

La pareja dividía su tiempo entre su tienda de joyas y sus cuatro hijas: Rosa, Alba, Laura y Marta. Cuando llegaron a la adolescencia, Rosa se dedicó más a diseñar.  A principios de los 80, Rosa viajó a Milán y surgió la idea maestra: un oso. La compartió con los encargados de diseño, y de ahí ¡al estrellato!

Así llegaron a México, para inaugurar su tienda número 55 en este país y más de 290 en el mundo. Viajaron Salvador, Rosa y su hija Rosa.