1. Skip to navigation
  2. Skip to content
  3. Skip to secondary content



Hispanic Health News

Reducir el Consumo de Alcohol Durante las Fiestas Navideñas Podría Reducir el Riesgo de C&

La evidencia sugiere que beber en exceso daña las células y podría elevar el riesgo de cáncer.

Aunque las fiestas de fin de año con frecuencia incluyen consumo de alcohol, los oncólogos están instando a los fiesteros que celebren con moderación.

“La investigación muestra que beber incluso una cantidad pequeña de alcohol incrementa las probabilidades de desarrollar cáncer, incluido el de boca, el de mama y el de hígado”, aseguró en un comunicado de prensa del Centro de Prevención del Cáncer Centro Oncológico M. D. Anderson de la Universidad de Texas Clare McKindley, dietista clínica del centro.

“Los investigadores continúan intentando aprender más acerca de la manera como el alcohol se relaciona con el cáncer”, agregó. “Pero la evidencia convincente sí apoya el hecho de que beber en exceso daña las células y aumenta el riesgo de desarrollo del cáncer”.

Hay muchas cosas que los bebedores pueden hacer para ara reducir el riesgo, según los expertos. Primero, hay que respetar el tamaño de dosis recomendado. Se define un trago como 355 ml (12 onzas) de cerveza, 148 ml (5 onzas) de vino o 44 ml (1.5 onzas) de licor.

Las mujeres no deberían de consumir más de un trago al día y los hombres no más de dos, según el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

Evite las bebidas ricas en calorías. Muchas bebidas alcohólicas populares vienen cargadas de calorías, sobre todo las que se mezclan con gaseosa, jugo de frutas o crema. Una copa de ponche de huevo, infaltable durante las fiestas, tiene unas 340 calorías. Tener exceso de peso o ser obeso también se relaciona con mayor riesgo de cáncer.

Los investigadores consideran que se trataba del etanol de la cerveza, el vino y el licor lo que aumenta el riesgo de cáncer. Revise los porcentajes de alcohol en las etiquetas de las botellas y manténgase alejado del licor de cien por ciento en volumen.

También pruebe bebidas no alcohólicas. Por ejemplo, para una bebida “parecida a un coctel”, pruebe con soda y lima, sugirió McKindley.