1. Skip to navigation
  2. Skip to content
  3. Skip to secondary content



Hispanic Health News

¡Hay Que Proteger a los Niños de las Altas Temperaturas!

El verano está en pleno apogeo, y los investigadores advierten que los niños y los mayores, en particular, necesitan protegerse contra el calor extremo, la humedad y otros peligros de la estación.

Entre otras cosas, los padres nunca deben dejar a los niños solos en el vehículo o cerca de una piscina u otro cuerpo de agua, y se debe verificar a los adultos mayores dos veces al día por señales de enfermedad relacionada con el calor, según expertos de la Universidad de Medicina y Odontología de Nueva Jersey y la Escuela de Medicina Osteopática, que han emitido una serie de consejos de seguridad para el calor.

“Dejar a los niños en un vehículo aparcado siempre es peligroso, incluso por unos minutos”, advirtió en un comunicado de prensa de la universidad el Dr. Martin Finkel, codirector del Instituto de Servicios de Investigación y Educación sobre el Abuso Infantil (CARES) de la institución. “Este año en EE. UU. ya han muerto trece niños que fueron dejados en un vehículo estacionado. Siete de esas tragedias sucedieron en días en que la temperatura exterior era de menos de 90 Fº (unos 32 Cº), e incluso un caso en que era de apenas 73º (casi 23 Cº)”.

Incluso con las ventanas abiertas, en el calor, el interior de un vehículo puede calentarse hasta 20 grados en tan sólo diez minutos, y 30 grados en veinte minutos, señaló Finkel. La exposición a esas temperaturas puede dejar a los niños en riesgo de daño cerebral y orgánico.

“Si deja a un niño accidentalmente en un vehículo aparcado y caliente, y vuelve y lo encuentra durmiendo, no asuma que está tomando una siesta”, aconsejó. “Tal vez sean señales de agotamiento por calor o de lesión grave por calor. Saque al niño del vehículo de inmediato, y llame al 911 si no responde”.

En el mismo comunicado de prensa, el Dr. Thomas Cavalieri, fundador del Instituto para un Envejecimiento Exitoso de Nueva Jersey y decano de la UMDNJ-SOM, enfatizó que las personas mayores pueden ser aún más vulnerables a las altas temperaturas.

“El 40 por ciento de las muertes relacionadas con el calor ocurren entre personas a partir de los 65 años”, anotó. “Muchos individuos mayores tienen afecciones médicas que aumentan los peligros del calor. Sus organismos se adaptan a los cambios en temperatura más lentamente, y tal vez tengan un reflejo de sed menos rápido que evite que beban cantidades adecuadas de líquidos. Algunos individuos podrían [también] tener preocupaciones de seguridad y financieras que los mantienen con puertas y ventanas cerradas sin abanicos ni aires acondicionados”.

Ambos investigadores advierten que los niños se deshidratan más rápido que los adultos, y que deben beber mucha agua cuando hace calor, mientras que los mayores deben beber líquidos no cafeinados y vestir ropa adecuada para el tiempo caliente.

Si es posible, los adultos mayores no deben dejarse solos en espacios sin aire acondicionado los días que hace calor, añaden los investigadores, que aconsejan a los familiares que se ofrezcan a sentarse junto a los mayores cerca de una ventana abierta, o a llevarlos a un lugar con aire acondicionado hasta que el tiempo refresque. Dos veces al día hay que asegurarse de que no tengan señales de agotamiento por calor, que incluyen sudoración abundante, mareo, debilidad y náuseas. El agotamiento por calor se trata en casa con descanso, paños frescos aplicados a la piel, y bebiendo agua fresca cada diez a quince minutos. Si los síntomas no mejoran, busque ayuda médica de inmediato, aconsejan los investigadores.

La insolación, una afección potencialmente letal, puede causar los mismos síntomas sin sudoración, que incluyen mareos, desmayos, náuseas, tambaleos y/o confusión. Los investigadores enfatizan que si se sospecha insolación, se debe llamar al 911 o a los servicios de emergencia para recibir ayuda de inmediato.

Tags

There are no tags for this entry.