1. Skip to navigation
  2. Skip to content
  3. Skip to secondary content



Latin America Business News

Los Pediatras Emiten Nuevas Recomendaciones Sobre Vacunas

Los Pediatras Emiten Nuevas Recomendaciones Sobre Vacunas

Photo: Vacunes para niños

Click Here to Enlarge Photo

En la nueva programación se incluyen la tos ferina y la meningitis

Los adolescentes necesitan un refuerzo para protegerse de la meningitis meningocócica, una infección potencialmente mortal del tejido que rodea el cerebro, mientras que los niños deberían tener sus vacunas contra la tos ferina al día, teniendo en cuenta las nuevas recomendaciones de los expertos en pediatría.

La Academia Estadounidense de Pediatría emite directrices actualizadas sobre vacunación cada año. Su nueva programación, publicada el 1 de febrero en la revista Pediatrics, es muy similar a las recomendaciones del año pasado.

Pero incluso sin cambios de consideración, los pediatras aseguran que la programación revisada es una buena oportunidad para recordarles a los padres que deben asegurarse de que todas las vacunas de sus hijos estén al día.

“La vacunación ha sido la medida preventiva médica más efectiva que se ha desarrollado jamás, pero algunas de las personas que viven actualmente en los EE. UU. no aprecian la protección que han tenido por las vacunas”, aseguró el Dr. Michael Brady, presidente del comité sobre enfermedades infecciosas de la Academia Estadounidense de Pediatría.

“En el mundo se siguen muriendo niños por sarampión y polio. La programación de vacunas está diseñada para que los niños las reciban antes de estar en mayor riesgo”, agregó.

Entre las recomendaciones de este año se encuentran las siguientes:

  *Todos los niños entre los seis y los 18 meses deberían recibir una vacuna anual contra la gripe.

    “La influenza puede ser una enfermedad muy, muy grave y causa una cantidad significativa de muertes cada año”, aseguró Brady. “A la gente le preocupan los adultos mayores, pero los niños de dos años o menos tienen índices de hospitalización superiores a los de los adultos mayores”.

    Los niños de entre seis meses y ocho años vacunados por primera vez o los que solo han recibido una dosis de una vacuna anterior contra la gripe, necesitan dos dosis de la vacuna estacional contra la gripe de 2010 y 2011, según los directrices.

  *Con el aumento de los brotes de tos ferina (pertussis) y una epidemia en California, los padres necesitan asegurarse de que los niños y los adolescentes tengan las vacunas recomendadas contra la tos ferina. Según los expertos, el resurgimiento de la tos ferina podría ser el resultado del rechazo de algunos padres hacia las vacunas porque creen que podrían causar autismo, una teoría basada en un estudio ahora desacreditado.

    “En los últimos diez años, la cantidad de casos de tos ferina ha aumentado dramáticamente. Muchos niños, sobre todo los más pequeños han necesitado tratamiento para la tos ferina en el hospital y algunos incluso han muerto”, aseguró el Dr. Henry Bernstein, jefe de pediatría general del Centro Médico Infantil Cohen de Nueva York y miembro del comité de la AAP.

    Se supone que los niños deben ser vacunados a los 2, 4 y 6 meses, y entre los 15 y los 18 meses, y recibir un refuerzo cerca de los cinco años, usualmente con una formulación de tres vacunas conocida como DPT (difteria, pertussis y tétanos).

    Los niños entre los once y los doce también deben recibir un refuerzo porque la efectividad de la vacuna decae con el tiempo. Este año, la AAP recomienda que los niños de entre siete y once años que no tengan sus vacunas de pertussis al día también reciban un refuerzo.

  *La vacuna neumocócica usualmente se administra a los dos, cuatro y seis meses, y de nuevo entre los doce y los quince meses. Los niños que no recibieron sus vacunas neumocócicas programadas y tienen cinco años o menos deben recibir una vacuna con la nueva formulación, Prevnar 13, que protege contra cepas adicionales de enfermedad neumocócica.

    La enfermedad neumocócica es causada por un tipo común de bacteria, el neumococo. Según la Fundación Nacional para Enfermedades Infecciosas de EE. UU., entre las enfermedades causadas por neumococo se encuentran neumonía, meningitis, infecciones de los senos nasales y el oído medio, y bacteriemia, una infección de la sangre.

  *Cerca de los dieciséis, los adolescentes deben recibir un refuerzo contra meningitis meningocócica.

    Las directrices anteriores indicaban que los de once años debían recibir el refuerzo. Investigaciones posteriores hallaron que la protección de la vacuna comienza a decaer luego de unos cinco años, justamente cuando el riesgo de adquirir la enfermedad de los adolescentes aumenta.

    Los bebés menores de un año y los adolescentes de entre 16 y 21 están en mayor riesgo de contraer la enfermedad, que se contagia por gotitas que flotan en el aire. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., los estudiantes universitarios de primer año que viven en dormitorios están en riesgo ligeramente superior de meningitis bacteriana, que puede causar daño cerebral, pérdida de la audición y muerte.

  *Para los niños de entre nueve y dieciocho, la vacuna contra el VPH es opcional y los protege de algunas cepas de verrugas genitales, sobre todo las que conducen a cáncer de cuello uterino en las mujeres. Se recomienda la vacuna para todas las niñas entre once y doce años.

  *Los bebés que no recibieron la dosis recomendada de vacuna contra la hepatitis B al nacer deben recibir la dosis final no antes de los seis meses.

Las directrices de la AAP fueron aprobadas por la Academia Estadounidense de Médicos de Familia y el Comité Asesor de Prácticas de Vacunación de los CDC.


Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades tienen más información sobre la programación de vacunación.