1. Skip to navigation
  2. Skip to content
  3. Skip to secondary content



Messi Tiene Hambre

Messi Tiene Hambre

Photo Credits: Messi tiene hambre

Click Here to Enlarge Photo

La revista France Football reveló esta semana que Lionel Messi es, por segundo año consecutivo, el futbolista mejor pagado del mundo. La pulga ganó en 2010 por todo concepto 31 millones de euros que al cambio de hoy es algo así como 44 millones de dólares. Saque Ud. las cuentas que quiera: $3.6 millones por mes, casi un millón por gol convertido y así mil cálculos. A los 23 años (cumple el 24 de junio) tiene su vida y la de sus hijos, nietos, etc. asegurada. A este ritmo antes de los 30 su patrimonio personal lo convertirá en uno de los hombres más ricos del mundo. Por eso es más increíble aún que a pesar de estas cifras Messi tenga hambre. Hambre de gloria deportiva, la misma que lo lleva a querer jugar todos los partidos a pesar que le recomienden descanso.

La gloria de haber ganado casi todo y querer ganar más, estar obsesionado con el título que le falta para su consagración total y absoluta. Sin conocerlo Messi es un tipo que me cae bien. Transmite una sencillez envidiable por ser uno de los personajes más populares del mundo. Perfil bajo al máximo y una vida tan normal, lejos del ruido, la farándula, los líos, que asusta. A veces cuando vuelve a Barcelona tras jugar con la selección en vez de subirse a una limousine con chofer, hace la fila para montarse en un taxi, de los amarillos, los de los mortales. Juega todos los partidos dejándolo todo, arriesgando el físico cuando lo prudente sería que lo regule. Juega porque disfruta jugar, porque le gusta ganar y aunque suene entre cursi y paradójico juega por amor a la camiseta. Que Messi es un fuera de serie ya nadie lo duda y es un chico tan humilde, tan terrenal que es la antítesis de la súper estrella. Su talento, su sencillez y su don de buena gente lo hacen merecedor del único trofeo que no tiene y que sus millones no pueden comprar.

Tags

There are no tags for this entry.